¿Te suena el ‘Batch cooking’?

Planifica en un día todo el menú semanal y cocínalo en unas horas.

Seguramente, alguna vez te has metido en la cocina a preparar alguna receta y te han salido varios tuppers que te han servido para comer durante la semana siguiente, pero si esto lo haces de forma organizada y con una planificación semanal, el batch cooking supone un importante ahorro de tiempo, dinero y energía. Además, te permite comer de forma saludable todos los días sin tener que improvisar o caer en los ultra procesados. 

Para simplificar, esta nueva práctica consiste en cocinar un día (normalmente, el domingo que es cuando tenemos más tiempo libre) diferentes recetas para tener todos los menús de la semana. Es indispensable una buena organización para aprovechar la cocción de uno o varios ingredientes que usaremos para distintos platos y así podremos resolver varias comidas semanales y reducir los tiempos que dedicamos a la cocina.

COCINA UNA TARDE Y COME TODA LA SEMANA

– Planifica el menú semanal. Escribe los menús de la semana siguiente en el organizador semanal, además,de esta manera puedes comprobar qué elaboraciones tienen en común y preparando una, podrás aprovecharla para varios días. 

– Lista de la compra. Organizaremos la compra creando un listado para saber qué necesitamos según el menú elegido para la semana. Lo ideal son los alimentos frescos y de temporada por si tienes que congelarlos. Una vez tengas la lista de la compra,acércate al súper el sábado, así el domingo lo tendrás todo listo para poder cocinar

– Recetas. Seguro que hay muchas recetas que las tienes en la cabeza, pero un buen consejo es anotarlas en el recetario y así la próxima vez no se te olvidara ningún ingrediente por lo que te resultará más fácil para apuntarlos en la lista. Además, es una forma de descubrir nuevas recetas ya que si te apetece, por ejemplo, una crema de espárragos, puedes buscar nuevas recetas para aprovechar este ingrediente.

– Organizador diario. Ya sabes lo importante que es una buena alimentación, sana y equilibrada, y con el batch cooking puedes lograrlo, además te proponemos controlar los vasos de agua diarios y  apuntar todo lo del día para seguir la dieta que te propongas.

La verdad que yo  he practicado el ‘batch cooking alguna vez sin saber su significado. Cuando ya llega el fresquito apetece siempre un caldito y lo que suelo hacer es preparar el cocido o puchero en algún momento del fin de semana que es cuando tengo más tiempo para organizar en casa. Además de comer ese día cocido, siempre me salen varios tuppers de caldo (que utilizo para sopa o como fondo para el arroz al horno…), las verduras las trituro y hago crema para otro día (si vas a congelar la crema mejor no poner mucha patata que no congela bien), los garbanzos para hummus y la carne que sobra la desmenuzo para unas croquetas bien buenas de cocido añadiendo unos taquitos de jamón… Mmmm

Igualmente puedes preparar fondo de pescado o fumé,como base para otros platos y congelarlo.

Las verduras son el comodín perfecto, puedes lavarlas, cortarlas, cocinarlas y congelarlas separadas para las diferentes elaboraciones que vayas a hacer. La clave está en saltear o cocinar al vapor las verduras y usarlas como guarnición de carne o pescado, para añadir a revueltos y tortillas, hacer cremas o incluso para incluir en quiche o hojaldre.

También es importante tener varias bases como el arroz, la pasta o las legumbres, que se combinan fácilmente con las verduras, sofritos o los fondos de carne/pescado. Por ejemplo, los garbanzos lo solemos asociar al cocido, a platos como potaje, pero también puedes hacer una ensalada fría de garbanzos o hummus casero para acompañar con tostaditas o crudités como zanahoria y apio

Los sofritos o salsas también se repiten en muchas recetas, por ejemplo, un sofrito de cebolla con tomate, y carne picada o atún, igualmente te puede servir para unos espaguetis/macarrones, berenjena/calabacín relleno, canelones/lasaña, empanadillas…

Además, un truco que no sabía hasta hace poco es que lasalsa de tomate la puedes congelar sin problema.

Por lo tanto, lo recomendable sería elegir una o dos carnes, uno o dos pescados, huevos, varias bases (arroz, pasta, legumbres…) y varios vegetales que podamos emplear para diversos platos.

Y ya verás como también lo notas en el bolsillo, al planificar mejor la compra semanal, aprovecharás más los alimentos, y ahorrarás hasta en la factura de la luz… ya que, en un mismo encendido del horno, con la rejilla y las bandejas, puedes cocinar varias elaboraciones a la vez.

Bueno bastante fácil, el truco del batch cooking es planificar muy bien el menú semanal, saber combinar los ingredientes que más te gustan, para cocinar varias recetas todas el mismo día, y comer distinto y de forma saludable toda la semana.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: