Los 7 pecados capitales del confinamiento

El confinamiento cada un@ lo vive de una manera, hay múltiples situaciones personales, no es lo mismo si vives en pareja, si además tienes niñ@s, o estás con compañeros de piso que casi no coincidías antes y ahora tienes que compartir las 24h, o lo vives simplemente sol@. Y si ya tienes perro eres todo un privilegiado, por fin se te devuelven los madrugones, los días de lluvia, con frio… ¡aquí vuestra recompensa! El primer mes, si tenías un perro, tenías un tesoro, o más bien una coartada para salir un rato, porque lo de pasear la basura…

Después, una semana antes que todo el mundo se hiciera runner o ciclista… lo más preciado eran los niñ@s, a esos mismos que querías amordazar para poder teletrabajar tranquil@…

Pero lo que todos teníamos en común (exceptuando nuestros héroes que salían cada día a cuidarnos) es que debíamos estar en casa, encerrados…y de ahí surgen muchos de los pecados capitales ¿Cuál has cometido tú?

PEREZA

Para much@s un sueño hecho realidad… poder estar horas y horas en el sofá, viendo la TV, jugando a la play, leyendo… si eres de los que ya tenías marcada la silueta en el sillón sin duda esta cuarentena ha sido la excusa perfecta para hacerlo 24/7, porque moverte como mucho podías dar un par vueltas por el pasillo.

Mundo aparte son los que se han apuntado a todos los directos habidos y por haber de clases de ejercicios virtuales, y van a salir más fit que cuando empezaron, tienen montado su gimnasio en casa y no paran de hacer rutinas… este pecado no va con ell@s 😉

¡¡¡Pero ojo, no vale solo con mirar!!!

Twitter

GULA

La tentación está en casa (y nunca mejor dicho) por eso, cuando vayas a comprar recuerda siempre que debes ir recién comido, sino te llevarás a casa muchos pecados que cada vez que tengas un poco de ansiedad, o simplemente por aburrimiento un ‘voy a picar algo’… te estará esperando un apetecible helado, un dulce bollito, ¿o unas papitas? Y un día no pasa nada, pero en el confinamiento todos los días son iguales…

‘- Voy a sacar este vinito para celebrar que es finde’

‘- ¡Pero si hoy es miércoles!’…

 Ya no sabemos si las semanas se nos hacen largas o cortas, si el tiempo pasa lento o rápido, lo que es verdad que no tenemos ni idea de en qué día vivimos…

Sin comentario, todos los que parecen que han salido de MasterChef, a los que nunca habían pisado un pie en la cocina, y ahora igual te preparan una paella, que te hacen una mona de pascua… eso sí, si encuentran la levadura que ha sido uno de los bienes más preciados de este confinamiento.

AVARICIA

Hablando de bienes…. este pecado a todo el mundo le sonará, hemos sido muy solidarios todos, aplaudiendo, ayudando…. pero que no nos quiten en papel higiénico!!

¿Qué locura fue esa? ¿Cómo puede ser que en ningún supermercado de España quedaba papel higiénico? Normal que luego en todos los challenges se usaran rollos de papel, pero si no sabrán dónde guardarlos! Menos mal que no tienen fecha de caducidad…

Los primeros días las imágenes de devastación de los supermercados parecían de película, hasta que bajabas al tuyo de siempre que estaba a rebosar unos días antes, y efectivamente no quedaba de nada… vamos a plantearnos lo solidarios que somos todos, y lo que hacemos ante el más mínimo riesgo de no tener lo básico para subsistir, así comprenderemos las razones de muchas personas cuando viven al límite y sólo les queda luchar para sobrevivir.

IRA

No me sorprende la noticia que debido al confinamiento ha aumentado el número de divorcios, es lo mismo que en vacaciones o navidades… esto ha sido un Gran Hermano en toda regla que nos ha puesto a prueba. Ya sabemos lo que dicen, ‘las emociones se magnifican’, somos seres sociales y ahora estamos encerrados en casa con la misma persona/s, sin poder salir ni a despejarse, incluso si estás sol@ llega un momento que hasta te disgustas contigo mism@.

Capítulo aparte se necesitaría para explicar las familias con niños, todos confinados en casa, cuando no grita uno, llora el otro… y tú tienes que teletrabajar… ¿Cómo lo habéis superado?

ENVIDIA

Ya sabemos que en las redes sociales todo el mundo pone su cara más feliz, su mejor plato cocinado… para que todo el mundo se muera de envidia. Lo que no vende es un selfie nada más levantarse, cuando sigues con el pijama a las 5 de la tarde o el bizcocho que se te ha quemado. Todo apariencia, ya lo sabemos, pero aún así nos encanta marujear las vidas de los otros ‘o lo que te quieren mostrar’ y luego poder comentar….

‘- Así yo también pasaría el confinamiento hasta con piscina climatizada como la de Ramos y Pilar Rubio’.

‘- Yo si fuera la Pataki tampoco me importaría encerrarme con Chris en una isla perdida de Australia’.

-…

LUJURIA

Dentro de nueve meses probablemente habrá un boom de natalidad gracias al confinamiento del COVID-19, como cuando sucedió con el famoso ‘Iniestazo’, ese gol que marcó Andrés Iniesta en el último minuto ante el Chelsea que supuso la clasificación del Barça para la final de la Champions en 2009. Ahora, años después, unos estudios revelan el aumento de la natalidad en varias ciudades catalanes gracias a la euforia de muchos fans del Barça en sus celebraciones. Y parece que no solo los humanos aprovechamos las celebraciones, en momentos de aburrimiento también se han notado altos picos de natalidad como ocurrió en Nueva Jersey cuando el huracán Sandy dejó a millones de hogares sin electricidad.

SOBERBIA

Mención aparte tienen los políticos, que piensan que esto es una campaña electoral y estamos ante una pandemia global señores. El objetivo es la salud de todos los ciudadanos, y tanto en España como en todo el mundo, lo que deben hacer los que gobiernan, y la oposición, es unirse para luchar, porque justamente en esta guerra todos tenemos el mismo objetivo, acabar con este virus que ya ha matado a demasiadas personas y nos ha cambiado la forma de vivir.

Bueno, seguro que alguno de estos pecados capitales os suena familiar 😉

El principio de la cuarenta era como primero de año, tenías mucho tiempo por delante y mil propósitos que hacer, solo cambiando algunos matices como por ejemplo el apuntarse al gym por suscribirse a los entrenamientos virtuales, el ir a una academia de inglés por cursos online… pero ahora que parece que poco a poco vamos a volver a la normalidad es hora de hacer recuento. No hace falta ponernos nota, ni valorar si hemos aprovechado al 100% el recogimiento, lo único que debemos hacer es reflexionar de lo aprendido, valorar lo que realmente hemos echado de menos y darnos cuenta que tenemos una nueva oportunidad para volver a empezar y hacer mejor las cosas, aprendamos a convivir con las personas y con todo lo que nos rodea.

Un comentario en “Los 7 pecados capitales del confinamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: