This is us (Serie Prime video)

This is us

El otro día en la radio la locutora comentaba que tenía mucha envidia de sus amigas que no habían visto todavía ‘Anatomía de Grey’ y que iban a empezar ahora las 16 temporadas, y ella ya se las había visto todas. Porque no es lo mismo volver a verla sabiendo ya lo que pasa, no se disfruta igual que cuando descubres por primera vez cada capítulo.

Me quedé pensando… y a mi me pasa lo mismo con ‘This is us’ esta serie de Amazon Prime Video es sin duda de las mejores serie que he visto, la descubrí durante el confinamiento y compartí cada día las emociones de la familia Pearson como si fueran de mi propia familia.

Desde que acabé la tercera temporada la estoy recomendado a mis amigas, y de hecho me han confesado que también se han enganchado… y menudo ‘dramón’, pero es tan, tan, bonita!

Y de repente un día me llegó un email que por fin este noviembre (2020) llegaba a España la cuarta temporada… no me lo podía creer!! una alegría inmensa tener nuevos capítulos por descubrir… concretamente 18, el mismo número que las anteriores temporadas.

‘This is us’ narra la historia de la Familia Pearson, entrelazando las vivencias de los diferentes personajes, saltando con maestría de épocas, generaciones, para explicar todas las emociones y experiencias de la vida que van conformando el carácter de cada uno de los protagonistas.

No voy a hacer ‘spoiler’ pero estoy segura que esta serie no deja indiferente a nadie, recoge situaciones del día a día que puedes encontrar en la vida real. Trata temas como la adopción, el racismo, alcoholismo, el acoso escolar, la obesidad, la depresión, las clases sociales… todo conectado por el amor verdadero de una pareja, Jack y Rebecca, que crean una gran familia con valores que vale la pena descubrir…

No te la puedes perder… 100% recomendable!

Vinatea (Morella)

Antes de visitar la ciudad de Morella investigamos un poco dónde comer, queríamos un restaurante cuidado pero que se centrara en los productos locales. Nuestro amigo Tripadvisor nos recomendaba ‘Vinatea’, que en el Castillo descubrimos que debe su nombre al caballero del reino de Valencia Francesc de Vinatea.

El restaurante de estilo moderno está situado en la calle principal de Morella, y sin duda lo recomendamos por los platos gustosos, tradicionales con un punto de innovación, con una cuidada presentación servida en una vajilla bien seleccionada para cada producto. Además, un punto a favor descubierto a posteriori, es que los platos son obra de la joven chef Àngela Milián, premio joven promesa de la Comunidad Valenciana. Enhorabuena!

Nos decantamos por el menú de degustación:

Empezamos con un canelón de verduras escalibadas con crema de pimientos asados y mayonesa tártara. Un sabor suave a verduras frescas para abrir boca.

Canelón de verduras escalibadas con crema de pimientos asados y mayonesa tártara.
Hummus de farinetes con crujiente de wanton y pimienta de espelette

Continuamos con el hummus y la croqueta casera que son elaboraciones tradicionales pero con un toque de distinción de la Chef Angela Milián en cada uno de ellos.

Croqueta casera del día
Crema de huevo frito, portobellos, cecina de Morella y almendra marcona de Albocàsser laminada

El siguiente entrante destaca por su intenso sabor a huevo frito, bien combinado con las setas y la cecina, productos gastronómicos de la zona, así como la almendra marcona que le pone el punto crujiente a una de las elaboraciones más sabrosas y recomendables del menú.

Para el plato principal nos decantamos por un pescado fresco, más ligero que las opciones de carne, para completar con la degustación. El lomo de bacalao cocinado a baja temperatura resultaba muy meloso, encima de una cama de patata y coronado con el alioli de membrillo que terminaba de darle el toque suave pero atrevido a este pescado blanco.

Lomo de bacalao confitado a baja temperatura con alioli suave de membrillo
Sorbete de albahaca con aguardiente de Herbés y cheescake de coco

Terminamos con una elección de postres ligeros como el sorbete de albahaca, muy digestivo después de tal banquete, y la cheesecake de coco, muy cremosa con sorpresa de mango en el fondo… mmm!

Morella

Todo un broche para cerrar la visita a Morella, uno de los pueblos más bonitos de España y del Mundo. Impresiona ya verla desde las afueras con el Castillo coronando el pueblo, protagonista de todas las instantáneas, pero cuando cruzas las puertas amuralladas de la ciudad te adentras en un lugar medieval con mucha historia, digno de recorrer y disfrutar de cada rincón.

El Vignemale y el glaciar d’Ossoue, una de las rutas más completas del Pirineo francés.

Aquí os cuento cómo fue mi experiencia en la ascensión a uno de los tresmiles más bonitos del pirineo.

No es la primera vez que hacía alta montaña, pero sí que es verdad que ya hacía muchos años de la subida a la famosa brecha de Rolando. Sin duda recomiendo ir a la montaña siempre con personas que saben, yo siempre me he apuntado con mi hermana y mi cuñado, y con ellos me siento segura (aunque suene un poco a anuncio de TV).

Dejamos la furgoneta en el Barrage d’Ossue que se accede desde Gavarnie. Comenzamos la ascensión bordeando la presa por la derecha hasta que cruzamos el puente de madera que se encuentra en medio del precioso valle.

El agua del río estaba congelada ya que llega del Glaciar d’Ossoue. Durante el camino nos encontramos varios sarrios y marmotas que disfrutaban de su libertad y tuvimos la suerte de verlos desde poco metros.

Pasamos por varios neveros, siempre con cuidado que no se abran y en zona con agua no resbalar…

Como queríamos hacer la ascensión al Vignemale de buena mañana, decidimos montar la tienda en uno de los vivac que se encontraban enfrente de las Grutas de Bellevue (Podéis apreciar en la foto dos cuevas en la misma piedra de la montaña), más adelante os cuento quién mandó construirlas.

A pocos metros se encuentra la bifurcación para ir al Refugio de Baysellance que son unos 30 minutos más, pero nosotros habíamos llamado previamente y ya nos habían avisado que estaba completo.

La verdad que como hacía buen tiempo la opción de dormir bajo las estrellas literalmente fue un gran acierto. Soy una gran enamorada de los amaneceres en la playa pero ver el amanecer en plena montaña fue una experiencia maravillosa.

Desayunamos unos sobres de muesli de Decathlon que solo debes añadir agua y estaban buenísimos, sobre todo te dan energía y pesa poco, no tengo la foto, pero os enseño otro sobre que nos llevamos para comer de pasta boloñesa que llevan queso incluido… y realmente está buenísimo… no sé si porque teníamos hambre pero me parece muy buena opción cuando te vas a la montaña.

Ya había llegado el día… y nos pusimos en marcha hacia el glaciar para empezar la ruta y conquistar la ansiada cima del Vignemale!

Subimos hasta la base del glaciar y vimos que también habían varios vivacs un poco más arriba, os los recomendaría porque se veían más planos y despejados que los que estaban cerca de las grutas.

Antes de empezar el glaciar nos preparamos, nos pusimos los crampones y cambiamos los palos de andar por el piolet. Como yo no suelo utilizarlos cada año, y además es sitio que te ocupa si no los necesitas habitualmente, seguí las recomendaciones y alquilé los crampones y el piolet en una tienda de Valencia (Aventura Giménez).

El glaciar me parecía inmenso y desde que empezamos no se veía la cima, llevábamos más de 10kg en la mochila y nos aconsejaron dejar los bultos en alguna roca para subir sin tanto peso por lo que cogimos lo imprescindible para empezar la subida por el glaciar.

Cuando llegamos al Vignemale, nos quitamos los crampones y empezamos la escalada. Muy importante llevar el casco porque en algún momento de la subida hay piedras que se desprenden. Yo la verdad que iba segura con mi hermana y mi cuñado que son muy montañeros, tenía mucho respeto y cuando alcancé la cima y ví la inmensidad de las montañas entendí porque les gusta tanto, es una satisfacción lograrlo y poder ver semejante paisaje. Pero tengo que decir que yo que soy muy de sacar el móvil y hacer mil fotos, la verdad que allá arriba no me atrevía ni a moverme, al principio me costó superar que estábamos a 3298 metros!

Cuando estábamos en los pies de la montaña por un momento se me pasó por la cabeza no subir, ya que no hago escalada habitualmente, pero mi cuñado me dijo que ya que estaba ahí tenía que hacerlo sino me iba a arrepentir toda la vida, y es verdad, lo más importante es tener confianza en uno mismo, pero siempre te ayuda también tener cerca a personas que te conocen, saben que lo puedes conseguir y te apoyan. Una buena metáfora como en la vida, ahh y muy importante no ponerse nervioso, paso a paso vas encontrando el camino hasta la cima, tu objetivo.

Pero tengo que destacar en este punto que la auténtica campeona fue mi sobrina que con tan solo 11 años había aguantado todo el glaciar y la subida a la cima ella sola. Sin duda todos los que nos cruzábamos la felicitaban, y no es para menos! Aunque también hay que decir que no es una temeridad de sus padres, ya que desde que nació prácticamente suele ir a la montaña y ya había subido otras cimas como Monteperdido o el Mulhacén.

Bueno, y ahora viene el momento de bajar…. si te planteas subir porque no sabes si podrás… es peor cuando estás arriba y piensas que la bajada es imposible… porque aquí no puedes hacer otra cosa que bajar, aunque sea el reto más difícil de tu vida.

Bueno, también te planteas lo de llamar al helicóptero para que te rescate, pero solo por la vergüenza de todo lo que habría que movilizar…. y también el coste que tendría… lo más lógico era respirar y no pensar mucho, no había otra opción.

Esta vez nos encordamos todos y fuimos bajando poco a poco. Habíamos bajado unos 18 metros y nos encontramos la Gruta Paradís, la última de las 7 cuevas que mandó hacer el Conde Rusell en 1893. Un aristócrata francés que se enamoró del pico más alto del pirineo francés, el Vignemale, y para poder estar largas estancias allí e incluso invitar a sus amigos y montar fiestas en plena montaña mandó construir estas cuevas.

La vuelta a la furgo, aunque estábamos cansados, siempre es más ligera ya que vas pensando en los pequeños placeres que te vas a conceder… como una ducha, dormir en un colchón… y nuestro tradicional homenaje: chuletón y vino tinto…. 😉

Todo el mundo debería ir a la montaña alguna vez, salir de su zona de confort y ponerse a prueba. Disfrutar en plena naturaleza, hacer el ejercicio de llevar solo lo imprescindible (porque sabes que cuanto más te pese la mochila, más te va a costar) y te das cuenta de lo poco que necesitas, estás sin cobertura y desconectas del mundo frenético en el que vivimos lleno de emails, llamadas, mensajes… y solo tienes que respirar… que no es poco.

El bosque sabe tu nombre (libro)

Lectura recomendada

La escritora vasca Alaitz Leceaga te transporta a una historia familiar donde se entrelazan los celos, la venganza y dones misteriosos.

La historia de dos hermanas gemelas enfrentadas que compartían un secreto oculto en el bosque. No será fácil la supervivencia aunque se nazca en una familia privilegiada como la de los marqueses de Zuloaga.

Otro de sus éxitos: “Las hijas de la Tierra’, esta vez ambientada en una bodega de La Rioja. Ganas de leerlo ya!

Can Pasqual (Formentera)

El sitio elegido para darnos un homenaje culinario en Formentera fue el restaurante Can Pasqual, situado en Es Caló de Sant Agustí. Un espacio muy bonito, con decoración fresca y natural tanto en el interior como en la gran terraza. La base de su gastronomía son los sabores de la cocina tradicional de la isla cocinados con las técnicas más innovadoras.

Ya con el aperitivo cortesía de la casa, nos dimos cuenta que habíamos elegido bien, ya que no solo ofrecen los productos con un emplatado gourmet, sino que los sabores son exquisitos.

Aperitivo

Buñuelos de patata coronado por un toque de all-i-oli sobre una cama de granos de café servido en una pequeña cesta.

Ceviche Can Pasqual. El plato que más me gustó en todos los sentidos, visualmente precioso, olía a cítricos y su sabor en boca producía una explosión de sabores frescos por el pescado, crujiente por los kikos, y todo regado por una salsa cítrica suave que le daba el toque perfecto.

Croquetas de bogavante y jamón ibérico. Las croquetas siempre están buena si son caseras y se producen con buenos productos, y estás sin duda tenían estas características. Muy sabrosas!

Frito de pulpo. El pulpo bien cocinado me encanta, y elegimos este plato que indicaba en la carta que era tradicional de la isla. En las islas baleares preparan el pulpo guisado con verduras como el pimiento, zanahoria y por supuesto con la patata que combina tan bien siempre el octópodo.

Calamar a la bruta. Nos decantamos por este otro plato típico de Formentera que combina el calamar con la sobrasada y los butifarrones tradicionales de las islas. Tengo que apuntar que con este plato tenía muchas expectativas pero me decepcionó un poco, no sé si porque no podía más o porque el sabor era demasiado fuerte.

Formentera. Tal y como indican en la carta de postres, esta es su versión de la tarta de chocolate. Deliciosas todas las texturas del cacao compuestas en un plato muy veraniego.

Para beber nos decantamos por una sangría de cava rosé que la preparan con mucha fruta y frutos rojos que da un toque fresco y dulce al combinado.

Casadela (Formentera)

En cuanto sales del caminito de Cap de Barbaria, te encuentras en Sant Francesc donde buscamos un sitio para cenar, estuvimos paseando por el lugar y encontramos este restaurante ‘Casadela. Cantina y pescado’ cerca de la plaza.

Pasta fresca

Cenamos en la terracita y se estaba muy agradable, el personal también muy atento, y por poner un pero diría que la carta tiene poca variedad, aunque todos los platos que probamos estaban riquísimos y muy selectos.

De primero elegimos un plato de pasta fresca ‘Quadrotti’ rellenos de ricotta y hierbas, pez espada, jamón de pata negra y calabacines.

Parmesana

Continuamos con un plato sencillos que me encantó por la combinación de todos los productos: mozzarella de búfala, crema de berenjena y ‘pappa al pomodoro’.

Dulce

Y no podía faltar el toque dulce para acabar la noche… una crema catalana con chocolate blanco y frambuesas… no me acuerdo del nombre exacto del postre, pero lo que sí que me acuerdo que dejamos el plato limpio!

Un sitio muy recomendable si quieres probar algo nuevo, de precio medio, para estar a gustito.

Formentera: escapada express

Este año, más que nunca, se debe fomentar el turismo nacional, y la verdad que en España se pueden encontrar lugares y playas maravillosas que valen la pena visitar y disfrutar, pero sin ninguna duda, para mi las islas baleares son mi pequeño paraíso.

La primera parada fue la playa de es Arenals (Migjorn), donde comimos en unos de los míticos chiringuitos de Formentera: Piratabus.

Este chiringo ‘hippie’ ubicado en una de las dunas es siempre una buena opción para picotear unos nachos, wraps o algunas de las tapas que tienen del día. También es muy conocido por ser uno de los lugares más carismáticos para disfrutar de la puesta de sol… mojito en mano.

El Faro de La Mola es un imprescindible de la isla, un lugar espectacular por el acantilado imponente desde el que se alza y los colores contrastados del mar, los muros y la vegetación que rodea al faro. El photoshooting en el faro puede ser de duración indeterminada…

Muy recomendable el mercadillo ubicado en el pueblo antes de llegar al faro ‘La Fira artesanal de la Mola’. Un hippie market que me sorprendió por sus productos originales y de gran calidad, de los que vale la pena perderse un momento para encontrar detalles únicos hechos a mano. (Abierto los miércoles y domingo de 17h a 22h).

Colgante de pececito artesanal con los colores del mar de Formentera.

Habíamos leído que cala Saona era la más famosa para ver el atardecer, y sin duda, es un lugar espectacular como cada rincón de la isla, pero buscamos un atardecer más pintoresco desde el Faro de Cap de Barbaria.

Cap de Barbaria

El camino hacia el faro es muy relajante, un cambio radical de paraje al que nos tiene acostumbrados la isla, a medida que avanzas se allana el terreno y se vuelve totalmente árido. Un paseo que te va acercando a tu meta, el faro de Cap de Barbaria.

Faro Cap de Barbaria

Cuando volvimos del faro un poco frustradas por no haber podido disfrutar del atardecer debido a las nubes que cubrían todo el cielo… fuimos a cenar a Sant Francesc. Muy cerca de la plaza encontramos una agradable cantina ‘Casadela’ (visitar la sección Restaurantes).

Volvimos pronto a casa, bueno mejor dicho a Es Caló Apartamentos, estuvimos muy a gusto, limpio, amables y muy buen ubicado.

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, y ya es perfecto si lo haces con estas increíbles vistas…

Can Rafalet

Después de reponer fuerzas en Can Rafalet (muy cerca de nuestros apartamentos), fuimos a mi rincón favorito de la isla.

Es caló des morts.

Es Caló des Morts

El sol es uno de los indispensables de la isla y el creador de la espectacular gama de azules de este paraíso natural.

La gastronomía de la isla la degustamos en ‘Can Pasqual’ (situado también en Es caló), un restaurante 100% recomendable por su moderna decoración y sus platos tradicionales con toque gourmet. Más info en la entrada del restaurante.

Can Pasqual Restaurante

Terminamos el día en Ses illetes donde se encuentra el famoso chiringuito ‘Beso Beach’. No olvides hacerte la instantánea en el banco más fotografiado ‘No hay verano sin beso’.

Beso beach

Una buena opción para pernoctar cerca del puerto es sin duda el pictórico Hostal La Savina.

Hostal la Savina

Dos intensos días que aprovechamos para desconectar, y con la promesa de volver a disfrutar la isla cada año…

Healthy snack ‘Batido de yogur con fresas congeladas’

Presentación batido de yogur con sirope de arándanos

Las tardes de verano apetece siempre merendar algo refrescante, pero no podemos tomar helados todos los días, por eso hay que buscar alternativas saludables como esta que os propongo hoy…

Preparamos todos los ingredientes:

Los yogures que compro siempre son desnatados naturales, nada de edulcorados, es preferible poner luego un poco de azúcar que con sacarina ya de fábrica.

Los frutos del bosque son los que venden congelados en Mercadona en bolsitas, y además he añadido fresas congeladas por mi. Aprovechar la temporada de fresas para congelarlas ya lavadas y así las tenéis preparadas para hacer smoothies como este o por ejemplo para darle color y sabor a un gintonic casero 😉

Puedes añadirle azucar, leche condensada o miel para terminar de batirlo.

Yo le he dado el toque dulce poniendo sirope de arándano. Este sirope me lo regalaron con un pedido de Nespresso para darle otro sabor a los cafés de verano con hielo, pero pienso que le va mucho más con esta receta.

A degustarlo!

Los 7 pecados capitales del confinamiento

El confinamiento cada un@ lo vive de una manera, hay múltiples situaciones personales, no es lo mismo si vives en pareja, si además tienes niñ@s, o estás con compañeros de piso que casi no coincidías antes y ahora tienes que compartir las 24h, o lo vives simplemente sol@. Y si ya tienes perro eres todo un privilegiado, por fin se te devuelven los madrugones, los días de lluvia, con frio… ¡aquí vuestra recompensa! El primer mes, si tenías un perro, tenías un tesoro, o más bien una coartada para salir un rato, porque lo de pasear la basura…

Después, una semana antes que todo el mundo se hiciera runner o ciclista… lo más preciado eran los niñ@s, a esos mismos que querías amordazar para poder teletrabajar tranquil@…

Pero lo que todos teníamos en común (exceptuando nuestros héroes que salían cada día a cuidarnos) es que debíamos estar en casa, encerrados…y de ahí surgen muchos de los pecados capitales ¿Cuál has cometido tú?

PEREZA

Para much@s un sueño hecho realidad… poder estar horas y horas en el sofá, viendo la TV, jugando a la play, leyendo… si eres de los que ya tenías marcada la silueta en el sillón sin duda esta cuarentena ha sido la excusa perfecta para hacerlo 24/7, porque moverte como mucho podías dar un par vueltas por el pasillo.

Mundo aparte son los que se han apuntado a todos los directos habidos y por haber de clases de ejercicios virtuales, y van a salir más fit que cuando empezaron, tienen montado su gimnasio en casa y no paran de hacer rutinas… este pecado no va con ell@s 😉

¡¡¡Pero ojo, no vale solo con mirar!!!

Twitter

GULA

La tentación está en casa (y nunca mejor dicho) por eso, cuando vayas a comprar recuerda siempre que debes ir recién comido, sino te llevarás a casa muchos pecados que cada vez que tengas un poco de ansiedad, o simplemente por aburrimiento un ‘voy a picar algo’… te estará esperando un apetecible helado, un dulce bollito, ¿o unas papitas? Y un día no pasa nada, pero en el confinamiento todos los días son iguales…

‘- Voy a sacar este vinito para celebrar que es finde’

‘- ¡Pero si hoy es miércoles!’…

 Ya no sabemos si las semanas se nos hacen largas o cortas, si el tiempo pasa lento o rápido, lo que es verdad que no tenemos ni idea de en qué día vivimos…

Sin comentario, todos los que parecen que han salido de MasterChef, a los que nunca habían pisado un pie en la cocina, y ahora igual te preparan una paella, que te hacen una mona de pascua… eso sí, si encuentran la levadura que ha sido uno de los bienes más preciados de este confinamiento.

AVARICIA

Hablando de bienes…. este pecado a todo el mundo le sonará, hemos sido muy solidarios todos, aplaudiendo, ayudando…. pero que no nos quiten en papel higiénico!!

¿Qué locura fue esa? ¿Cómo puede ser que en ningún supermercado de España quedaba papel higiénico? Normal que luego en todos los challenges se usaran rollos de papel, pero si no sabrán dónde guardarlos! Menos mal que no tienen fecha de caducidad…

Los primeros días las imágenes de devastación de los supermercados parecían de película, hasta que bajabas al tuyo de siempre que estaba a rebosar unos días antes, y efectivamente no quedaba de nada… vamos a plantearnos lo solidarios que somos todos, y lo que hacemos ante el más mínimo riesgo de no tener lo básico para subsistir, así comprenderemos las razones de muchas personas cuando viven al límite y sólo les queda luchar para sobrevivir.

IRA

No me sorprende la noticia que debido al confinamiento ha aumentado el número de divorcios, es lo mismo que en vacaciones o navidades… esto ha sido un Gran Hermano en toda regla que nos ha puesto a prueba. Ya sabemos lo que dicen, ‘las emociones se magnifican’, somos seres sociales y ahora estamos encerrados en casa con la misma persona/s, sin poder salir ni a despejarse, incluso si estás sol@ llega un momento que hasta te disgustas contigo mism@.

Capítulo aparte se necesitaría para explicar las familias con niños, todos confinados en casa, cuando no grita uno, llora el otro… y tú tienes que teletrabajar… ¿Cómo lo habéis superado?

ENVIDIA

Ya sabemos que en las redes sociales todo el mundo pone su cara más feliz, su mejor plato cocinado… para que todo el mundo se muera de envidia. Lo que no vende es un selfie nada más levantarse, cuando sigues con el pijama a las 5 de la tarde o el bizcocho que se te ha quemado. Todo apariencia, ya lo sabemos, pero aún así nos encanta marujear las vidas de los otros ‘o lo que te quieren mostrar’ y luego poder comentar….

‘- Así yo también pasaría el confinamiento hasta con piscina climatizada como la de Ramos y Pilar Rubio’.

‘- Yo si fuera la Pataki tampoco me importaría encerrarme con Chris en una isla perdida de Australia’.

-…

LUJURIA

Dentro de nueve meses probablemente habrá un boom de natalidad gracias al confinamiento del COVID-19, como cuando sucedió con el famoso ‘Iniestazo’, ese gol que marcó Andrés Iniesta en el último minuto ante el Chelsea que supuso la clasificación del Barça para la final de la Champions en 2009. Ahora, años después, unos estudios revelan el aumento de la natalidad en varias ciudades catalanes gracias a la euforia de muchos fans del Barça en sus celebraciones. Y parece que no solo los humanos aprovechamos las celebraciones, en momentos de aburrimiento también se han notado altos picos de natalidad como ocurrió en Nueva Jersey cuando el huracán Sandy dejó a millones de hogares sin electricidad.

SOBERBIA

Mención aparte tienen los políticos, que piensan que esto es una campaña electoral y estamos ante una pandemia global señores. El objetivo es la salud de todos los ciudadanos, y tanto en España como en todo el mundo, lo que deben hacer los que gobiernan, y la oposición, es unirse para luchar, porque justamente en esta guerra todos tenemos el mismo objetivo, acabar con este virus que ya ha matado a demasiadas personas y nos ha cambiado la forma de vivir.

Bueno, seguro que alguno de estos pecados capitales os suena familiar 😉

El principio de la cuarenta era como primero de año, tenías mucho tiempo por delante y mil propósitos que hacer, solo cambiando algunos matices como por ejemplo el apuntarse al gym por suscribirse a los entrenamientos virtuales, el ir a una academia de inglés por cursos online… pero ahora que parece que poco a poco vamos a volver a la normalidad es hora de hacer recuento. No hace falta ponernos nota, ni valorar si hemos aprovechado al 100% el recogimiento, lo único que debemos hacer es reflexionar de lo aprendido, valorar lo que realmente hemos echado de menos y darnos cuenta que tenemos una nueva oportunidad para volver a empezar y hacer mejor las cosas, aprendamos a convivir con las personas y con todo lo que nos rodea.

Streetxo (Madrid)

Si te flipan las experiencias culinarias no puedes dejar de ir a Streetxo. El chef Dabiz Muñoz, con tres estrellas michelín en Diverxo, lleva toda su cocina experiencial a una versión más informal (y asequible) con una fusión Española Asiática. Situado en la última planta del Corte Inglés de Serrano-Ayala (Madrid) te transportará a los puestos callejeros de China o Tailandia con una cocina central, música alta y un trasiego constante.

Recordar que no se puede reservar, hay que hacer cola sí o sí, pero siempre está el truco de ir muy pronto o más tarde, para evitar una larga espera.

Una vez te sientas en la barra, ya empieza la experiencia, sientes esa rapidez que te transmite el local, la música, te quedas observando a los cocineros preparando los platos, explicándoselos a los de tu lado, no paran de sacar y tú los quieres probar todos… pero no los encuentras en la carta porque son todo sabores diferentes… por lo que optas por ‘copiarte’ de tus compañeros de barra y los consejos de los camareros.

Dumplin pekinés con oreja confitada.

Y para empezar nos traen el Dumplin pekinés formado por oreja confitada, hoisín de fresas con alioli y pepinillopero si parece una obra de arte moderna!!

Además te dicen que lo debes comer con las manos y mojar la salsa… una locura de plato, una explosión de sabor en boca con un increíble contraste de texturas.

Sandwich Club al vapor

Un básico con el que sabes que siempre vas a acertar… y nunca defrauda, pero en esta ocasión el Sandwich Club de Streetxo es una versión top, con un suave pan chino al vapor, un relleno indescriptiblemente bueno y coronado por un huevo de codorniz.

Curry Japonés de carrillera de vaca melosa al oporto, y nata de leche de soja fresca. Arroz al vapor crujiente con especias de Tokyo.

Presentado en dos boles que debes juntar tal y como te explica el camarero, se produce una mezcla perfecta al unir la carne melosa de vaca con el arroz crujiente especiado.

Fusión de sabores y textura en un solo plato para degustar muy lentamente, y disfrutar de cada bocado.

Para terminar elegimos unos cocktails de la carta

 Rocambolesc (helados del Celler de Can Roca) 

En la misma planta se encuentran los famosos helados del Celler de Can Roca, aunque recordar que si vais a cenar se encontrará cerrado.